El CO2 atmosférico llega a 400 ppm

Mauna Loa

En el volcán Mauna Loa (Hawaii), dadas la escasa presencia humana y vegetal que puedan interferir en las mediciones, hay emplazado un observatorio que mide variaciones en los gases atmosféricos desde la década de los 50. En particular, monitoriza la cantidad de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera. En el año 2007, la proporción de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera era de 380 ppm (partes por millón), de media. Las medidas en el hielo antártico nos permiten saber que antes del siglo XIX, su concentración media era de 280 ppm y estable en el tiempo.

emision CO2

Para quien no esté familiarizado con esta unidad de concentración (ppm), representa una proporción, como el %, pero por millón. La razón de utilizar estas unidades es porque hay sustancias que se encuentran presentes en proporciones muy pequeñas en una muestra determinada. Así, es fácil ver que 10.000 ppm representan un 1% del total, lo que es (químicamente) muchísimo, si se trata de un contaminante. Quizá lo complicado sobreviene cuando uno trata de convertir esas unidades a masa o a volumen, ya que 1 ppm puede equivaler a 1 mg/Kg, a 1 mg/m3, o a 1 mL/m3. Todo depende del tipo de muestra que tengamos. Eso ya lo dicta la experiencia. El agua oxigenada de una farmacia está al 3% m/v (masa/volumen), lo que significa 3 g de H2O2 por cada 100 mL de disolución. Paralelamente, en el caso de polución atmosférica, también viene dado en masa/volumen que, trasladado a ppm, representa mg de una sustancia por m3 de aire.

industria

Pues bien. Actualmente se han medido ya 400 ppm de dióxido de carbono. Es un problema serio debido a que participa activamente del efecto invernadero intensificado (efecto invernadero antrópico) dentro de un ciclo de retroalimentación positiva, ya que los mares acumulan ingentes cantidades de CO2. Sin embargo, el aumento en la temperatura media de la Tierra hace que este sea menos soluble y que, por tanto, pase una mayor cantidad a la atmósfera, lo que hace subir nuevamente la temperatura. Eso, unido a la deforestación, que podría evitar el rápido aumento de CO2 por el mecanismo conocido como fertilización por CO2, nos puede llevar a una situación dramática en pocas décadas. Evidentemente, el principal problema son los países en vías de desarrollo, ya que son los que mayores problemas aporta con el consumo de energia fósil (carbón y petróleo), unido a la deforestación. Y dado que están en vías de desarrollo, no quieren dejar de estarlo. Haría falta un alto nivel de consenso a nivel mundial para frenar esta inconveniencia (entre otras muchas), pero hay detrás numerosos intereses económicos, por lo que no parece factible, desgraciadamente, a corto plazo.