España es el segundo país del mundo con más reservas de la biosfera

Solo por detrás de Estados Unidos, y adelantando a Rusia hace unos días, España se convierte en el segundo país del mundo con más reservas de la biosfera, con un total de 45 zonas declaradas. Esto no deja de ser sorprendente, dada la escasa superficie de España si la comparamos con otros países. Pero es la especial orografía de nuestro país, la que le confiere esta especial significancia dados los numerosos micro hábitats que poseemos. La noticia debería ser, en realidad, que estamos preocupados por conservar nuestra riqueza natural, a pesar del avance de la civilización. Quizá ha ayudado mucho el que las personas, en las últimas décadas, nos hemos ido concentrando más en las ciudades, liberando amplias zonas rurales de nuestra (¿molesta?) presencia continua.

parque-nacional-de-ordesa-y-monte-perdido_6189561

Las reservas de la biosfera, según la UNESCO, son lugares en los que se pretende conciliar la actividad humana y la conservación del medio ambiente. Las actividades desarrolladas en esas áreas afectan a diferentes tipos de ecosistemas: montañas, bosque tropical, humedales, zonas marinas, etc.

Las reservas españolas de la biosfera incluyen zonas tan singulares como Ordesa-Viñamala, las islas de Lanzarote, Menorca y El Hierro, las sierras de Cazorla y Segura, el parque de Monfragüe, los Picos de Europa, Sierra Nevada, la Cuenca Alta del Manzanares, Doñana y Urdaibai, entre otras.